domingo, 1 de mayo de 2011

EL PECADO DE LA INCREDULIDAD (Por: Pablo Castro Agresott)


 
Números 13:32-33

Dios ha dotado al ser humano con la capacidad de creer, con capacidad de fe. Al nacer venimos con esa capacidad, por eso es que todo niño cree, confía… pero en la medida en que crece, su entorno procura destruir esa fe o ese creer…

Satanás utiliza sus artimañas e instrumentos para sembrar ,la duda, la incredulidad.

La duda es la incertidumbre o suspensión del juicio ante dos proposiciones. Incredulidad = Repugnancia o dificultad de creer algo.
Esto ante la presencia de Dios es pecado. Romanos 14:23, señala que todo lo que no proviene de fe es pecado.
La incredulidad pretende decir que Dios es mentiroso. Es el engendro de un corazón pecaminoso y depravado.

En la vida del pueblo de Israel encontramos más de un ejemplo de este caso y el texto bíblico de hoy nos muestra el PECADO DE LA INCREDULIDAD. Veamos lo que es y lo que hace… como afecta, destruyendo progresivamente…

  • Ciega = 13:31 Quita la visión de Dios. Impide ver lo que Dios puede hacer y está haciendo (San Juan 12:38) Israel dejó de ver la tierra prometida. Se empiezan a perder los anhelos, los sueños… y esto…
  • Infunde Desaliento = 14:2-4 Ya no hay motivación. Se manifiesta una condición interna de cansancio y fastidio. El desaliento es una consecuencia de la incredulidad y un arma poderosa de Satán, para destruir aún al más fuerte.
  • Incita a la Rebelión = 14:4-10 Empieza a tomar control de las emociones y nos convierte en personas o creyentes obstinados, tercos, duros. Perdemos toda sensibilidad – 14:10 y 2° Reyes 17:14. De todo hablamos y todo nos parece mal.
  • Se produce desprecio por las cosas de Dios = 14:31-36 No engrandecemos a Dios ni a su obra, más bien se ridiculiza el evangelio, se ataca, se señala con desprecio. No se le da importancia… al culto, a los milagros, a la adoración, a la santidad, al mensaje, a la oración, etc. etc.

Y vamos de mal en peor – un abismo llama a otro, miremos en quinto lugar:

  • Cierra Puertas = 14:23 (Romanos 11:20; Marcos 6:5-6) Oh! Qué triste. La incredulidad nos impide que Dios obre en nuestro favor, y aunque Dios quisiera hacerlo, no puede. Qué puertas se le han cerrado por una actitud de poca fe?

Y en último lugar-
  • Quita la vida= 14:37.  Todos los incrédulos quedaron postrados en el desierto.
Produce enfermedades. Carcome como plaga.
San Juan 3:18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Apocalipsis 21:8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda

Amigos míos, levantémonos del asiento de la incredulidad, para caminar en la fe, y obtendremos la victoria de Canaán – de la tierra que fluye leche y miel. Números 14:24, 30, 38. Adelante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada